martes, 22 de octubre de 2013

PARTES DE UN RETABLO


RETABLO:
Del latín retro tabularum, o ‘tabla que se coloca detrás’, es una compleja estructura —en la que se conjugan la arquitectura, la escultura y la pintura—, dispuesta delante del muro de cierre de una capilla, encima del altar.  Lo más común es que para su estructura se emplee la madera, (pino, castaño, peral, roble, nogal y tejo); pero no son extraños tampoco aquéllos construidos en piedra, alabastro, mármol y otros materiales duros y semipreciosos como el lapislázuli y la malaquita


PARTES DE UN RETABLO:
Ático: Parte superior de la calle central de un retablo. Suele ser el lugar elegido para disponer un calvario.
Banco: Parte inferior o basamento de un retablo. En ocasiones puede estar dividido en dos pisos, en cuyo caso se denomina el más próximo al suelo sotabanco; predela.
Calle: Nombre que reciben cada una de las divisiones verticales de un retablo, en ocasiones separadas unas de otras por particiones más estrechas denominadas entrecalles.
Casa: Cada uno de los espacios de forma cuadrangular o rectangular que, abiertos en los cuerpos y calles de un retablo, sirven para alojar pinturas o esculturas.
Cuerpo: Cada uno de los pisos o de las divisiones horizontales de un retablo.
Entrecalles: Divisiones verticales más estrechas que las calles y que las separan unas de otras.
Guardapolvo: Pieza o saledizo que enmarca un retablo tanto por los laterales como por la parte superior, con la misión de protegerlo del polvo; polsera.
Polsera: Guardapolvo.
Predela: Del italiano predella; banco.
Sotabanco: Parte inferior de un banco de retablo de dos pisos.




 

MÚSICA PARA ORAR